Siguen abiertas las inscripción para Iniciativas Piragüeras

Las iniciativas piragüeras son un proceso de participación comunitaria de los grupos piragüeros y otros actores sociales que se encargan de formular proyectos que apuntan al cuidado del recurso hídrico, además representan la forma en la que los actores participantes pueden poner en acción algunas de las alternativas de tratamiento, conservación y protección de las fuentes hídricas del territorio de la jurisdicción de Corantioquia.

 

En esta ocasión se apoyarán económicamente 85 iniciativas que promuevan la gestión y protección del agua y el plazo de la inscripción será hasta el 21 de octubre siguiendo las instrucciones y cumpliendo los requisitos que se encuentran aquí.

 

Actualmente son 2.874 piragüeros representados en actores comunitarios, gubernamentales, educativos y empresariales, quienes se encargan de crear proyectos que apunten al cuidado del recurso hídrico y poner en marcha algunas de las alternativas de tratamiento, conservación y protección de las fuentes hídricas.

 

A través de actividades como talleres, capacitaciones, jornadas de siembra, limpiezas de quebradas, implementación de filtros de agua y sistemas de captación y aprovechamiento de aguas lluvias, planificación de cultivos, entre otras, las comunidades aportan al cuidado del agua y consolidan una red de participación y acción que gira en torno a este recurso.

 

Desde el año 2015, Corantioquia, a través del programa Piragua ha apoyado un total de 155 iniciativas beneficiando a 46.380 personas directamente con una inversión de más de 398 millones de pesos impactando 110 cuerpos de agua, trabajando con seis comunidades étnicas, productores agropecuarios, administraciones municipales, acueductos municipales y veredales, organizaciones ambientales y comunidad en general.

Durante el año 2017, se destaca la categoría Innovadoras, con la cual se seleccionaron ocho proyectos enfocados a tecnologías apropiadas para la protección y uso del recurso en el territorio. Con estas iniciativas se impactaron áreas protegidas (Corredor de las Alegrías), comunidades académicas rurales (Ciudad Bolívar y Santa Rosa de Osos), organizaciones juveniles ambientales (Puerto Berrío), productores agrícolas (Santa Fe de Antioquia, Medellín – Altavista y Caicedo) e Instituciones Educativas (Olaya – Llanadas).

Desde inicios del 2018 se le ha apostado al crecimiento de la red automática, incluyendo diez estaciones que permiten medir variables como temperatura, humedad relativa, radiación solar, velocidad y dirección del viento.

También se proyecta trabajar en nuevas líneas que aumenten el impacto en las comunidades y por ende en su calidad de vida. Se promoverán estrategias relacionadas con sistemas de alerta temprana comunitaria, planificación de cultivos, producción y consumo sostenible, entre otras. Todas estas ideas serán presentadas por los grupos piragüeros y por otras organizaciones presentes en el territorio con una vinculación directa al programa Piragua.